This website is best viewed with CSS and JavaScript enabled.

Noticias semanales de Anglican Communion News Service del 14 de octubre de 2019

Posted on: October 14, 2019 4:19 PM
Related Categories:

El arzobispo Welby ofrece su visión para la Comunión Anglicana

El clero anglicano y los laicos de las provincias de Asia oriental escucharon la semana pasada al arzobispo de Canterbury, Justin Welby, ofrecer una poderosa visión para el ministerio de la Comunión Anglicana. El arzobispo Welby expresó sus ideas en un discurso en la reunión trienal de la Asamblea Plenaria del Consejo de la Iglesia en Asia Oriental que tuvo lugar en Kota Kinabalu en Sabah, Borneo. En su discurso, el arzobispo Justin habló acerca del potencial y la capacidad de la Comunión Anglicana para trabajar por la transformación en el mundo. 

Haga clic aquí para leer este artículo que ha sido traducido en su totalidad al español.

 

Los líderes de la Iglesia episcopal con sede en Estados Unidos condenan la decisión de “desmantelar aún más” el programa de refugiados

La Iglesia episcopal con sede en Estados Unidos condenó la decisión de la administración Trump, anunciada la semana pasada, de reducir aún más – a un mínimo histórico de solo 18.000– el número de refugiados que se reasentarán en este país. Esta medida amenaza con paralizar la capacidad de los Ministerios Episcopales de Migración y otras agencias para mantener la política que lleva décadas operando en los Estados Unidos de dar la bienvenida a los necesitados de todo el mundo.

“Hay millones de personas desplazadas en todo el mundo”, afirmó Charles Robertson, canónigo del obispo presidente para el ministerio fuera de la Iglesia episcopal. “Estados Unidos tiene la solemne obligación de poner de su parte para ayudar con este problema mostrando generosidad a los refugiados. La seguridad y la compasión no son mutuamente excluyentes.”

El comentario de Robertson se publicó el 27 de septiembre como parte de una declaración de la Iglesia episcopal sobre el tema que invocaba el mandato de Jesús de “acoger al forastero” y el pacto bautismal de los episcopales de “respetar la dignidad de todo ser humano.”

La decisión de reducir el número máximo de refugiados, a casi la mitad de 30.000 en el año fiscal actual, muy por debajo del promedio de 95.000 refugiados en los 40 años del programa, “desmantelará aún más el programa de reasentamiento de refugiados”, expresó la Iglesia. “Aquellos que huyen de la persecución tienen un reclamo particular sobre nuestra atención y preocupación mientras buscan una vida de dignidad y paz frente a la opresión.”

 

Desolación por la renuncia anticipada del obispo sudafricano

La inesperada renuncia de un obispo sudafricano se ha atribuido a presiones financieras, según Thabo Makgoba, arzobispo de Ciudad del Cabo y Primado de África del Sur. En una carta pastoral sobre la jubilación anticipada del obispo de Natal, Dino Gabriel, el arzobispo Thabo dijo que su renuncia fue “precipitada como consecuencia de las presiones sobre las finanzas diocesanas. 

Añadió: “Esas presiones no implican ningún delito financiero, sino que son el resultado de un ambicioso proyecto de crecimiento que no podía sostenerse.”

El obispo Dino fue nombrado para el cargo en 2015 y debía retirarse en septiembre de 2020, pero presentó su renuncia en un Sínodo de obispos este septiembre.

“Se puede encontrar sentido a la renuncia del obispo Dino como un adelanto inesperado de lo inevitable, ya que debía retirarse pronto,” dijo el arzobispo Thabo. “Sin embargo, estoy desolado por esta situación y sus implicaciones para la diócesis.”

Después de 39 años en el ministerio, el obispo Dino comentó que sus cuatro años al frente de la diócesis de Natal fueron en gran medida un momento feliz y su objetivo principal era avanzar en el trabajo de su organización. Sin embargo, medios de comunicación sudafricanos informan que el obispo fue incitado a retirarse por líderes discrepantes dentro de su diócesis.

El obispo Dino nació en Italia y se trasladó a Sudáfrica como sacerdote católico en 1987, para acabar uniéndose a la Iglesia anglicana en 1992 en la diócesis de Highveld. Fue elegido obispo de Zululand en 2005, donde ejerció hasta convertirse en obispo de Natal en noviembre de 2015.

Tras el anuncio en el Sínodo de obispos, el arzobispo Thabo dijo que tenía esperanzas en el futuro de la diócesis, ya que, según él, esta tenía la capacidad de unirse y superar las diferencias a las que se enfrentan.

Declaró: “es la oración sincera del Sínodo de obispos y el deseo de que encuentren la voluntad de Dios y de los demás mientras siguen buscando la solución a los desafíos que enfrentan como familia diocesana.”

Se desarrollará un plan detallado de supervisión pastoral para esta diócesis a fin de asegurar que el ministerio pastoral, litúrgico y administrativo se ejerza con amor y cuidado.

 

Ex representante de la ONU para la Comunión Anglicana nombrada asesora del arzobispo de Canterbury para la reconciliación

Los oficiales del Lambeth Palace han anunciado que la canóniga Flora Winfield, que anteriormente trabajó en Ginebra como representante permanente de la Comunión Anglicana ante la ONU, dirigirá el trabajo de reconciliación del arzobispo de Canterbury. La reconciliación es un aspecto principal del ministerio del arzobispo Justin Welby. Además de su trabajo con la ONU, la canóniga Winfield tiene experiencia trabajando con el arzobispo Justin ya que fue su representante especial ante la Mancomunidad de Naciones, un puesto creado para prepararse para la reunión de jefes de gobierno de la Mancomunidad de Naciones (CHOGM, por sus siglas en inglés) en Londres el año pasado.

Acogiendo con beneplácito el puesto, el arzobispo Welby comentó: “Estoy encantado de que Flora aporte sus amplias habilidades y experiencia para desempeñar este papel clave. Ella ha servido a la Iglesia de Inglaterra y la Comunión Anglicana con sabiduría, dedicación y creatividad durante muchos años. Es una noticia maravillosa que vaya a liderar el ministerio de reconciliación aquí en el Lambeth Palace. 

“La reconciliación no es una opción extra para los cristianos: es el corazón del Evangelio y el camino de Jesucristo. En nuestro mundo actual, es esencial encontrar formas de estar en desacuerdo de manera creativa y constructiva si queremos abordar los desafíos del cambio climático y la división política, los conflictos armados y la desigualdad mundial.”

La canóniga Winfield afirmó: “En el desafiante contexto global actual, tenemos una oportunidad real de hacer una diferencia. En asociación con otras iglesias y religiones, y con nuestro alcance excepcional en cada comunidad, estamos llamados a vivir el amor reconciliador de Cristo, uniendo lo global y lo local. Esta tarea de reconciliación también trata de reconocer la interconexión de los desafíos que enfrentamos todos nosotros y de preparar a la iglesia local para responder con confianza y esperanza. Me siento honrada y emocionada de tener esta oportunidad de servir como asesora del arzobispo para la reconciliación. ”