This website is best viewed with CSS and JavaScript enabled.

Ciclo de oración anglicano: La Iglesia de Irlanda

Posted on: April 14, 2020 11:08 AM
Related Categories:

[ACNS, por un redactor del equipo] La Iglesia de Irlanda ha existido en su forma actual desde su desestablecimiento en 1871, sin embargo, remonta sus orígenes a la misión de San Patricio en el siglo V. Según los censos estatales más recientes, 249.000 personas en Irlanda del Norte (2011) y 126.000 personas en la República de Irlanda (2016) están afiliadas a la Iglesia. La Iglesia de Irlanda es una sola cuyos miembros viven en dos jurisdicciones políticas distintas.

Actualmente, contamos con 1.078 lugares de culto organizados en 448 unidades parroquiales y 12 diócesis, cada una de las cuales está dirigida por un obispo diocesano. Aproximadamente 500 clérigos activos sirven a la Iglesia con el apoyo de lectores laicos y miles de voluntarios.

Los arzobispos de Armagh y Dublín lideran sus respectivas provincias y, por lo tanto, ambos ostentan el título de primados, a pesar de que Armagh ha sido reconocida históricamente como la sede más antigua. El actual obispo de Clogher, John McDowell, se convertirá en arzobispo de Armagh y primado de toda Irlanda el 28 de abril. Una cuarta parte de los miembros de la Iglesia de Irlanda en la República viven en el área de Dublín y la catedral de San Patricio, en la ciudad, es nuestra catedral nacional.

El secretario provincial, David Ritchie, es conocido como secretario general de la Iglesia de Irlanda y desempeña el papel de secretario del Órgano representante de la Iglesia (RCB, por sus siglas en inglés), el órgano fiduciario incorporado de la Iglesia que emplea un equipo principal con sede en Dublín y Belfast, y que en la práctica actúa como el “servicio civil” de la Iglesia.

Los miembros laicos tienen un papel importante en la administración de la Iglesia, tal como demuestra su participación en el Órgano representante de la Iglesia (RBC) y su comité ejecutivo, dirigido por Henry Saville (presidente) y Graham Richards (vicepresidente). Según nuestra constitución, la Iglesia opera un modelo de gobierno sinódico con cada parroquia representada en su sínodo diocesano. El Sínodo General, el “parlamento” de la Iglesia que se reúne anualmente, está formado por la Cámara de Obispos, 432 miembros laicos y 216 miembros del clero, elegidos por los sínodos diocesanos.

Los asuntos del Sínodo General son supervisados entre cada reunión por su comité permanente y secretarios honorarios: la canóniga Gillian Wharton, el archidiácono George Davison, Ken Gibson y Hazel Corrigan. Los comités principales del Sínodo General se centran en temas de educación, trabajo juvenil, matrimonio y familias, misión, ministerio, liturgia y relaciones entre iglesias.

Nuestras relaciones ecuménicas e interreligiosas crean conexiones entre las personas y brindan oportunidades compartidas para tener influencia en la sociedad. Varios ministerios conjuntos (por ejemplo, un equipo conjunto de capellanía para universidades en Belfast) evidencian nuestrarelación de alianza con la Iglesia metodista en Irlanda desde 2002.

Al igual que en otros países europeos, muchas parroquias están experimentando una disminución en la asistencia al culto. Sin embargo, la Iglesia ofrece varios tipos de culto que pueden llegar a las diversas comunidades de nuestra isla. Hay cada vez más oportunidades para el testimonio cristiano en una sociedad donde las identidades confesionales son menos importantes que antes, pero muchas personas están abiertas a la espiritualidad y a una respuesta religiosa a los desafíos y las oportunidades que enfrenta Irlanda hoy en día, en particular, su población juvenil en rápido crecimiento.

La Iglesia le agradece a Dios, especialmente durante la pandemia de Covid-19, por aquellos que trabajan en servicios de salud y asistencia social. Muchos miembros de la Iglesia de Irlanda están directamente involucrados en los servicios de primera línea. Muchas parroquias y diócesis han podido utilizar los servicios en línea y esperamos reunirnos nuevamente como comunidades de culto cuando las recomendaciones de salud pública lo permitan.

La Iglesia también ha instado a todos los involucrados en las negociaciones entre el Reino Unido y la UE a que hagan todo lo que esté a su alcance para garantizar la continuidad de la paz, la estabilidad y la seguridad económica para aquellos en la isla de Irlanda afectados por el Brexit.

Gran parte de nuestra actual oración y acción hace referencia a una respuesta al Covid-19. Ha tomado algún tiempo elaborar un memorando de entendimiento entre el Departamento de Salud de la República de Irlanda y la administración de poder compartido de Irlanda del Norte, comprometiéndose a cooperar y colaborar en respuesta a la pandemia. Se ha reconocido que el Covid-19 es una pandemia global con trascendencia local e internacional. Las iglesias y las comunidades han respondido de manera positiva a la atención pastoral continua y cambiante, el culto regular y las otras partes de la vida de la iglesia de la mejor manera posible. Para nosotros, como para los cristianos de todo el mundo, esta es una Pascua como ninguna otra.

En el año 2019-2020, hemos celebrado el aniversario número ciento cincuenta del desestablecimiento de la Iglesia de Irlanda. Disestablishment 150 comenzó en enero de 2019 con un foro de jóvenes y ha celebrado seminarios y exposiciones además de paneles de discusión. El arzobispo de Canterbury predicó en noviembre de 2019 en un culto en la catedral de San Patricio para conmemorar el desestablecimiento y en su sermón recordó a la Iglesia de Irlanda su llamado a ser una iglesia sin fronteras. Los eventos planeados para lo que queda de 2020 han sido suspendidos debido a la pandemia del Covid-19.