This website is best viewed with CSS and JavaScript enabled.

Blog - El Covid-19 y nuestro trabajo con la ONU

Posted on: April 7, 2020 2:00 PM
Photo Credit: ACNS
Related Categories:

La responsable de incidencia y directora de la oficina de Nueva York de la Anglican Communion Office (oficina de la Comunión anglicana) en las Naciones Unidas (ACOUN), Jillian Abballe, y la asistente de investigación y administración de la ACOUN en Nueva York, Marla Teixeira, explican cómo la oficina ha sido afectada por la pandemia del Covid-19.


El reciente brote del Covid-19 sin duda está cambiando nuestro panorama mundial. No sólo está cambiando la manera en la que el equipo de la ACOUN aborda su trabajo, sino que también nos recuerda que las desigualdades e injusticias a las que se enfrentan los más marginados en nuestro mundo se exacerban y son más evidentes durante los tiempos de crisis. Nuestros corazones están con todos los que están siendo afectados directa o indirectamente por esta tragedia.

Antes de estos eventos recientes, nuestro equipo se estaba preparando para participar en un año lleno de foros importantes en las Naciones Unidas, incluyendo la 64a sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, y la 19a sesión del Foro Permanente de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, entre otros. Estos, y muchas otras conferencias celebradas en la ONU este año, han sido canceladas o pospuestas indefinidamente.

De manera que este es un momento importante para nosotros – como ACOUN, como comunidad mundial – para dar un paso atrás y hacer un balance de la situación. A pesar de que nuestros planes originales han sido coartados y el Covid-19 ha tomado la prioridad en muchos campos, también sabemos que persisten los problemas, tales como la injusticia de género, la opresión de las comunidades indígenas y el impacto de los desastres relacionados con el clima.

Como dijo recientemente el secretario general de la ONU, Antonio Gutterres: “debemos afrontar las devastadoras dimensiones sociales y económicas de la crisis enfocándonos en los más afectados: las mujeres, las personas mayores, los jóvenes, los trabajadores con salarios bajos, las pequeñas y medianas empresas, el sector informal y los grupos vulnerables, especialmente aquellos que están en contextos humanitarios y de conflicto.”

Como tal, nuestra labor para abordar estos temas no puede detenerse.

Las organizaciones mundiales han implementado amplias medidas bajo el mandato de las Naciones Unidas de ayudar a atenuar el impacto del Covid-19 en sus comunidades. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estado monitoreando de cerca la situación mundial, facilitando evidencias importantes basadas en la ciencia de los expertos de todo el mundo y proporcionando directrices  a las organizaciones y comunidades sobre las mejores prácticas. Por ejemplo, la OMS ha estado trabajando con UNICEF y la Federación Internacional de la Cruz Roja para publicar materiales de orientación sobre cómo mejorar el acceso al lavado de manos.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo ha respondido a esta crisis trabajando con sus aliados para apoyar a los países más afectados en los que los sistemas de salud son más débiles y las personas son más vulnerables. ONU Mujeres está dando orientación actualizada sobre cómo y por qué las consideraciones de género son importantes para la respuesta al Covid-19 de los gobiernos, los municipios y la sociedad civil responsables de proteger los derechos de las mujeres y las niñas.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) está aumentando las contribuciones en dinero en efectivo y las acciones concretas para ayudar a quienes ya han sido desplazados de sus hogares o están viviendo en campamentos de refugiados y está apoyando a las autoridades para que aumenten la capacidad de agua y saneamiento.

Estamos profundamente comprometidos a continuar nuestro trabajo tanto dentro de la Comunión Anglicana como al exterior con otras organizaciones internacionales para seguir avanzando en asuntos que no se pueden dejar de lado. Ahora más que nunca, es importante fortalecer los lazos entre la esfera local y la esfera mundial, ente las voces anglicanas y los organismos de las Naciones Unidas. Si le interesa nuestro trabajo y desea participar, visite: bit.ly/acoun. Converse con nosotros y síganos en Twitter como @AnglicanUN y manténgase en contacto con los recursos sobre las respuestas al Covid-19 basadas en la fe que está recopilando la Alianza Anglicana.

Nuestra familia mundial va a salir de esto cambiada para siempre. Es nuestra esperanza que nuestras comunidades, iglesias y aliados tomen acciones conscientes para abordar el dolor, el sufrimiento y la violencia que muchos están afrontando cada vez más, y que reconozcan que nos transformaremos radicalmente y que estamos determinados a continuar con nuestro trabajo por un mundo verdaderamente inclusivo y sustentable.