This website is best viewed with CSS and JavaScript enabled.

Noticias semanales de Anglican Communion News Service del 8 de noviembre de 2019

Posted on: November 8, 2019 2:04 PM
Related Categories:

Arzobispo condena a las compañías petroleras por ‘provocar un genocidio ambiental’

El arzobispo de York ha pedido medidas urgentes para detener los derrames de petróleo que están arrasando las comunidades en el estado de Bayelsa en Nigeria.

El arzobispo Dr. John Sentamu, presidente de la Comisión estatal de petróleo y medio ambiente de Bayelsa, luego de la publicación de un informe provisional de dicha organización, calificó las acciones de las compañías petroleras que operan en el delta del Níger como “nada menos que un genocidio ambiental.”

El arzobispo afirmó que las compañías petroleras necesitaban poner fin a una cultura de doble moral en Nigeria. Con la publicación del informe, acusó a Shell, AGIP y otras compañías petroleras de sacar provecho de la devastación ambiental sobre el pueblo de Bayelsa y de ignorar sus peticiones de ayuda.

Él dijo: “Aproximadamente 40 millones de litros de petróleo terminan anualmente en el delta del Níger, ocho veces más de lo que se derrama en Estados Unidos, el mayor productor y consumidor del mundo.”

Desde que en Nigeria se descubrió petróleo en la década de 1950, pocos países han sufrido más por la contaminación por petróleo que Nigeria. En el último medio siglo se han derramado hasta 10 millones de barriles de petróleo en todo el país.

“Los primeros análisis muestran que, si la proporción de petróleo derramado en Bayelsa hubiera sido igual a la bombeada, se podría haber derramado un barril de petróleo por cada hombre, mujer y niño que vive en Bayelsa actualmente”, comentó el arzobispo. “Se estima que las consecuencias de los derrames de petróleo pueden matar cada año a unos 16.000 bebés en el delta del Níger durante su primer mes de vida.

“Las compañías petroleras en la actualidad tienen la obligación moral de mantener los mismos estándares ambientales donde sea que operen, cualquier otra cosa es perpetuar intencionadamente un genocidio ambiental contra los pueblos de lugares como el delta del Níger,” dijo.

La Comisión se creó para investigar el daño ambiental y humano causado por las operaciones de compañías petroleras como resultado de derrames, así como para analizar la legislación que rige la operación de compañías petroleras multinacionales en el estado de Bayelsa y en Nigeria. El informe final con recomendaciones se publicará a principios de 2020.

 

Miembros de Mothers’ Union celebran su centenario en las islas del Pacífico

Los miembros de Mothers’ Union en las islas del Pacífico han celebrado su centenario con una semana de eventos en las Islas Salomón.

El mes pasado, unos 2.000 miembros se reunieron en la catedral provincial de San Bernabé para conmemorar los 100 años de Mothers’ Union (MU) en la Iglesia anglicana de Melanesia.

Las celebraciones incluyeron una obra de teatro que cuenta la historia de la Sra. Emily Sprott, una esposa misionera que en 1919 creó Mothers’ Union en Ysabel. También hubo bailes y cánticos de todas las diócesis, lo que ayudó a rememorar la historia de MU durante el siglo pasado.

El arzobispo de Melanesia, Leonard Dawea, quien dirigió el servicio eucarístico, instó a todos los miembros a ser agentes de cambio en sus hogares y comunidades, y a continuar el trabajo de política social promovido por Mary Sumner.

En declaraciones durante el evento, Pamela Abana, presidenta provincial, convidó a los miembros a practicar la autosuficiencia. Ella comentó: “Trabajamos en prisiones y hospitales en Honiara. En sus visitas, Mothers’ Union trae comida y organiza estudios bíblicos. MU educa en habilidades básicas, la crianza de los hijos y la alfabetización a los reclusos... En los próximos 100 años veremos rápidos cambios. Debemos permanecer fieles para ganar hogares para Cristo y abordar los problemas sociales.”

Las celebraciones de una semana tuvieron como objetivo honrar el trabajo, los logros y la vida de los pioneros de MU en Melanesia y fortalecer aún más su trabajo con fe y acción.

 

Voluntaria estadounidense se muda a España para ayudar a establecer un Centro Anglicano para peregrinos del Camino de Santiago

Un miembro de la iglesia de Chicago ha renunciado a su trabajo y se ha mudado a Madrid para ayudar a la Iglesia Española Reformada Episcopal a establecer un Centro anglicano de peregrinos en Santiago de Compostela.

Cuando Dawn Baity llegó al final de sus 32 días de peregrinación desde Saint-Jean-Pied-de-Port en Francia a Santiago de Compostela, estaba decepcionada por no haber podido unirse a una Eucaristía en la Catedral católica de Santiago.

Señaló: “Estás en la catedral y estás escuchando historias de todos los países representados por los peregrinos que han llegado a Santiago ese mismo día y todos oran juntos en esta misa absolutamente hermosa, y es una misa de bienvenida. Luego llegan a la Comunión, y básicamente tú no eres bienvenido.”

Anteriormente, Dawn Baity trabajaba como redactora de subvenciones a tiempo completo en los Estados Unidos y ahora lo hace para la Iglesia Española Reformada Episcopal como forma de ayudarles a construir un Centro anglicano de peregrinos en Santiago de Compostela, un lugar donde todos los peregrinos podrán compartir la Eucaristía y las mujeres clérigos podrán presidir la mesa.

Dawn Baity, miembro de la Catedral de St. James de Chicago, dijo: “Un centro anglicano ecuménico es una alternativa para que las personas puedan venir, adorar y continuar con ese espíritu de comunidad y todos estén invitados a recibir la Comunión, ya que eso es lo importante. El centro no está diseñado para excluir a nadie, sino que realmente es un lugar de bienvenida para todos.”

El Camino de Santiago de Compostela es una de las redes de peregrinación más antiguas del cristianismo.

Hace unos 12 años, la Iglesia episcopal española comenzó a recibir llamadas telefónicas de peregrinos de la Comunión Anglicana y otras iglesias protestantes pidiéndoles ayuda con todo, desde alojamiento hasta reemplazo de pasaportes perdidos, afirmó el obispo de España, Carlos López Lozano.

“Descubrimos que miles de jóvenes peregrinos son miembros de las iglesias protestantes y que realmente necesitan ayuda. Y comenzamos a ofrecerles apoyo espiritual”, dijo.

“Pensamos que debe haber un lugar anglicano para peregrinos en Santiago de Compostela que ofrezca la oportunidad de tener un espacio seguro donde puedan quedarse durante uno o dos días para reflexionar sobre su vida espiritual al final de la peregrinación.”

Hace cuatro años, un grupo que se hacía llamar “Amigos del centro anglicano de peregrinos en Santiago” trabajó con el obispo Carlos y comenzó a sentar las bases para el Centro anglicano de peregrinos. Este año, el ministerio United Thank Offering (UTO) se ha unido a la causa y ha destinado 60.000$ en fondos paralelos. Hasta la fecha se han recaudado 23.594$. El costo total para el centro se estima en 5 millones de dólares.