This website is best viewed with CSS and JavaScript enabled.

Noticias semanales de Anglican Communion News Service del 4 de octubre de 2019

Posted on: October 4, 2019 12:46 PM
Related Categories:

El obispo de Barbados pide a las iglesias que aborden la diferencia de edad

Las iglesias necesitan hacer las cosas de manera diferente, utilizando las redes sociales y la tecnología para atraer a la generación más joven de regreso a la iglesia, según el obispo de Barbados, Michael Maxwell, quien dijo que existía una importante diferencia de edad en muchas congregaciones.

En una charla que tuvo lugar a la hora del almuerzo en la Iglesia anglicana de Santa María, Bridgetown, el obispo comentó que había sido testigo del cambio demográfico en la iglesia a lo largo de los años, con una mayor presencia de personas mayores y una diferencia de edad entre los 15 y los 25 años.

Al abordar el tema de la iglesia como un oasis en la ciudad, afirmó: “La Iglesia como un oasis no debe ser un lugar seco y no tiene nada que ofrecer a la vida...”

Dijo que los anglicanos tendrían que hacer las cosas de manera diferente para ganar y mantener la atención de las personas en un mundo cambiante. “Ellos – los jóvenes– no quieren únicamente venir a la iglesia, escuchar un sermón y volver a casa”, dijo. “Quieren compartir sus experiencias y esperan obtener una respuesta que los ayude.”

Según el obispo, la iglesia tiene la responsabilidad de ser el espacio donde las personas puedan venir a buscar y encontrar la presencia de Cristo.

Para animar a la iglesia a buscar nuevas formas de acercarse a los jóvenes, el obispo declaró: “Necesitamos encontrar maneras más informales de ofrecer la sabiduría espiritual necesaria para afrontar los desafíos y los problemas en sus hogares, en sus lugares de trabajo o en sus relaciones.”

Abogó por programas de mentoría a través de la tecnología y las redes sociales, explicando que mejoraría la comunicación y les permitiría mantenerse en contacto y estar vinculados con la iglesia.

 

Obispos sudamericanos piden a los gobiernos implementar una política de “cero deforestación”

Un grupo de ocho obispos anglicanos de cinco países de Sudamérica emitió una declaración conjunta que pide a los gobiernos internacionales que implementen con urgencia una política de “cero deforestación” luego de la devastación causada por los incendios en la Amazonía.

Los obispos, que representan a los pueblos indígenas en las iglesias de Argentina, Bolivia, Paraguay, Perú y Uruguay, describieron los incendios como evidencia “del orgullo humano y la desobediencia contra el mandato de Dios de ser administradores de Su creación.”

En representación de los miembros de la iglesia indígena más grande de Latinoamérica, cada uno de los obispos dijo que sus feligreses habían visto cómo se quemaban casas y se destruía su biodiversidad, y declaran: “creemos que, si no vemos un arrepentimiento genuino por parte de todos nosotros, seguiremos pagando un precio enorme con desastres aún mayores de los que hemos visto recientemente en nuestros países.”

La declaración, emitida la semana pasada, pidió a los gobiernos locales e internacionales que implementen una política de “cero deforestación” mediante la aprobación y el cumplimiento de leyes y programas efectivos de protección, acción y restauración de los ecosistemas dañados y amenazados. Esperan que las nuevas protecciones se conviertan en resultados concretos de la próxima Cumbre internacional sobre el cambio climático, COP25, que se celebrará en Chile en enero de 2020.

Afirmaron: “También instamos a las empresas y productores a reflexionar sobre sus estrategias de explotación y extracción de recursos naturales y a buscar alternativas más sostenibles. En última instancia, animamos a todos los habitantes del planeta a adoptar formas, costumbres y hábitos que reduzcan su impacto ambiental y causen menos daño al planeta. Consideramos que estas medidas son esenciales para combatir el cambio climático y garantizar la supervivencia de aquellos pueblos que intentan proteger sus tierras ancestrales.”

Al expresar su solidaridad con las protestas climáticas mundiales, dijeron que era inaceptable que los intereses económicos de cualquier país causaran la destrucción del medio ambiente a nivel mundial, o que los intereses políticos locales sean más importantes que el futuro del planeta.

La copia completa de la declaración y la lista de firmantes está disponible aquí: https://anglicana.org.ar/index.php/2019/09/27/declaracion-pastoral-de-los-obispos-anglicanos-de-la-provincia-de-sudamerica-septiembre-2019/

 

Proteger los derechos de los niños es nuestra responsabilidad, según el arzobispo

De acuerdo con un informe internacional que se publicará el próximo mes, las comunidades religiosas tienen una responsabilidad y un papel vital que desempeñar en la protección de los derechos de los niños y la prevención de la violencia contra ellos.

Arigatou International, una ONG que trabaja de manera colaborativa para construir un mundo mejor para los niños, publicará un nuevo estudio sobre la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) desde la perspectiva de siete de las principales religiones. Con el objetivo de coincidir con el 30 aniversario de la CDN en noviembre de 2019, Arigatou International destaca el importante papel desempeñado por las comunidades religiosas en la promoción de los derechos y el bienestar de los niños y fomenta la acción continua de las comunidades religiosas en el futuro.

Julio Murray, obispo de Panamá y Primado de la Iglesia anglicana en la Región de América Central, participó este verano en una sesión informativa de la ONU sobre los derechos del niño, en la que Arigatou presentó un avance de su estudio.

El arzobispo compartió sus propias experiencias y reflexiones, basándose en los hallazgos de un foro internacional sobre el fin de la violencia contra los niños dirigido por la Red Global de Religiones a favor de la Niñez respaldada por Arigatou, al que asistió en Panamá en 2017.

Julio Murray indicó: “La realidad es que millones de niños sufren abusos, discriminaciones y todo tipo de violencia todos los días... Algunos de nosotros estamos avergonzados de que los lugares donde más ocurren estos abusos son dentro de las familias y el segundo lugar es en las iglesias, mezquitas, templos y otros lugares de reunión de las comunidades religiosas.”

Murray explicó al panel que los líderes religiosos necesitaban aprender más sobre la Convención de los Derechos del Niño, sus objetivos, la realidad legal y tener la oportunidad de discutir maneras concretas para llevar a cabo los cambios.

“Actualmente, los líderes religiosos están comenzando a disculparse por los abusos cometidos tanto física, como espiritual o emocionalmente”, explicó. “Es importante para nosotros ayudar a las voces de los niños a convertirse en una acción concreta para transformar la realidad de la muerte en una realidad de la vida.”

El arzobispo dijo que el foro en Panamá les había permitido escuchar las voces de los niños y las aleccionadoras realidades del tipo de violencia que enfrentan, incluyendo el matrimonio infantil, los niños soldados, la intimidación y el abuso, las presiones de las pandillas, la mutilación genital femenina (MGF/C), la explotación sexual y la trata de personas.

El informe de Arigatou, titulado Faith and Children’s Rights: A Multi-religious Study on the Convention on the Rights of the Child (“Fe y derechos del niño: un estudio multirreligioso sobre la Convención sobre los Derechos del Niño”), se publicará el 20 de noviembre de 2019. También presentará recomendaciones prácticas para los líderes y las comunidades religiosas para fortalecer la protección de los niños.