This website is best viewed with CSS and JavaScript enabled.

Primados instados a animar a todos los obispos a asistir a la Lambeth Conference 2020

Posted on: July 12, 2019 11:57 AM
Los obispos en la Lambeth Conference en 1930 definieron la Comunión Anglicana como "una comunidad de iglesias, provincias y diócesis en comunión con la Sede de Canterbury".
Photo Credit: ACNS
Related Categories:

[Redactor del ACNS] El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, ha hablado de su deseo de que la Lambeth Conference (“conferencia de Lambeth”) del próximo año “reúna a la mayor cantidad posible de obispos participantes de toda la comunión, sin ocultar o evitar nuestras diferencias, sino por el contrario, uniéndolas bajo Dios en oración y en humildad.” El arzobispo Justin hizo sus comentarios en una carta a sus compañeros primados de la Comunión Anglicana, tras haberse hecho público que el número de inscripciones para el evento del próximo año ya ha superado las 1.000.

Otros líderes anglicanos también están haciendo un esfuerzo similar para que asistan todos los obispos de la Comunión Anglicana. En una entrevista en el periódico británico Church Times del viernes, el presidente del grupo de diseño de la Lambeth Conference, el arzobispo Thabo Makgoba de ciudad del Cabo, afirmó que debe haber consenso entre todos los obispos. La semana pasada, un grupo de obispos de ocho provincias, incluidos dos primados, hablaron de su disposición a “escuchar a nuestros colegas con distintas opiniones.”

En su carta, el arzobispo Justin expresó su decepción por el hecho de que algunos obispos hubieran rechazado su invitación a la Lambeth Conference, y también expresó su preocupación ya que “de nuevo está circulando información incorrecta y engañosa sobre la Lambeth Conference y la naturaleza del anglicanismo.”

Continuó diciendo: “se ha hablado mucho de la Resolución I.10 de la Lambeth Conference en 1998; sin embargo, esta resolución frecuentemente se malinterpreta. En ningún momento la resolución ordena y ni siquiera aconseja la exclusión de ninguna persona de la discusión.

“La resolución estableció la posición recibida de la gran mayoría de la comunión sobre el matrimonio como la unión de por vida de un hombre y una mujer, pero igualmente comprometió a los obispos a escuchar la experiencia de personas homosexuales, amadas por Dios. No es posible escuchar a aquellos que están excluidos de la conversación.

“Mi propia posición, reiterada con frecuencia, es que mantengo mi compromiso personal con la enseñanza tradicional sobre el matrimonio y me tomo en serio el requerimiento de la Resolución I.10 de cuidar, escuchar y condenar el “miedo irracional” hacia las personas homosexuales. La posición de la Iglesia de Inglaterra no ha cambiado. La ley no permite que los matrimonios o bendiciones entre personas del mismo sexo tengan lugar en las iglesias de la Iglesia de Inglaterra.”

También reafirmó lo que significaba que una Iglesia fuera una provincia anglicana, y dijo: “las iglesias miembros de la Comunión Anglicana son aquellas iglesias en comunión con la sede de Canterbury que aparecen como miembros del Consejo Consultivo Anglicano. Ya en la Lambeth Conference de 1930 (Resolución 49), la Comunión Anglicana se definió como una comunidad de iglesias, provincias y diócesis en comunión con la sede de Canterbury.

“Hay otras iglesias que derivan su doctrina, liturgia y orden de la tradición anglicana que, sin embargo, no son miembros de la Comunión Anglicana. Durante más de un siglo, las iglesias anglicanas han sostenido que el requisito básico para la comunión con otra iglesia ha sido el acuerdo en cuatro áreas: las Sagradas Escrituras; los credos católicos, los sacramentos del bautismo y la eucaristía, y el episcopado histórico, adaptado localmente...”

“Estamos en comunión porque, a pesar de nuestra gran diversidad de culturas y tradiciones, mantenemos firmes estas cuatro áreas de acuerdo como obispos de todo el mundo en comunión con la sede de Canterbury".

Concluyó su carta diciendo que “las críticas personales y de la comunidad, que he recibido en las últimas semanas no me impiden seguir invitando a todos los obispos activos de las Iglesias de la Comunión Anglicana a la Lambeth Conference y a dejar la puerta abierta a aquellas otras iglesias a las que he invitado a enviar observadores representativos, pero que se rechazaron la propuesta.

“Tengo la esperanza de que, inspirados por el Espíritu Santo, cuando nos reunamos como obispos en comunión en Canterbury el próximo año, el Señor nos bendiga y nos equipe para educar a su gente en el mundo que ama y anhela salvar.”

En su entrevista con el Church Times, el arzobispo Thabo afirmó que las conversaciones no podrían tener lugar adecuadamente si los obispos asociados al movimiento conservador Gafcon no estuvieran presentes en la Lambeth Conference. “Necesitamos que las personas asociadas a GAFCON hagan parte del consenso” declaró. “Necesitamos que los participantes provenientes de la Iglesia anglicana en América del Norte [ACNA, por sus siglas en inglés] hagan parte del consenso. Necesitamos a los que se han ido tranquilamente, o aquellos que no entienden de qué estamos hablando también hagan parte del consenso, para que podamos escuchar todas las voces posibles y cuál es nuestra obligación para con Dios en un momento como este.”

Dijo: “Insto a todos a realmente afirmar que los boicots nunca han ayudado a ninguna de nuestras naciones a alcanzar la libertad. Los boicots nunca nos ayudaron a estar de acuerdo en los credos de la tradición anglicana. Los boicots alimentan las fisuras.”

“Pero, si todos estamos presentes en Lambeth, y los cristianos de África pueden expresar su opinión, todos los demás cristianos también lo podrán hacer. Vamos a sentarnos alrededor de la mesa, reconocer nuestro dolor, tratar de remediar nuestro quebrantamiento, tratar de eliminar las tensiones. Pero no podemos simplemente decir, ‘votemos: ¿estás dentro o estás fuera?’ No es así como funciona la Iglesia.”

Mientras tanto, 10 obispos, incluidos dos arzobispos, de África, América e Inglaterra han emitido una declaración conjunta en la que exponen su visión de “la Lambeth que queremos.” Los firmantes incluyen al primado de la Iglesia anglicana de África Occidental, el arzobispo Daniel Sarfo, y el primado de la Iglesia anglicana de Burundi, el arzobispo Martin Nyaboho, y el anterior primado de Jerusalén y Oriente Medio, el obispo Mouneer Anis de Egipto.

Otros firmantes incluyen a tres miembros del grupo de diseño de la Lambeth Conference: el obispo Joel Waweru de Nairobi, en la Iglesia anglicana de Kenia; el obispo Emma Ineson de Penrith, en la Iglesia de Inglaterra; y el obispo George Sumner de Dallas, en la Iglesia episcopal con sede en los Estados Unidos.

En su declaración afirman: “en Lambeth, a pesar de ser una familia dividida, todavía debemos pensar en nuestros compañeros anglicanos de la mejor manera posible. Por ejemplo, ha habido muchos movimientos importantes de misión y renovación en nuestra tradición anglicana (por ejemplo, el movimiento de Oxford y el renacimiento de África oriental), y también podemos ver a GAFCON de esta manera. También podemos apreciar el papel que han desempeñado los anglicanos del sur en el fortalecimiento de la misión de Cristo en sus provincias.

“Elogiamos el punto de vista de los primados de que solo las Iglesias alineadas con la enseñanza de la Comunión deben representarla en ‘forma de gobierno y doctrina’. Pero también estamos dispuestos a escuchar a nuestros colegas con opiniones diferentes. De manera más amplia, todos necesitamos en nuestros corazones dejar a un lado las antiguas recriminaciones, ya que cada uno de nosotros escucha estos preceptos del Evangelio: ‘sobrelleven los unos las cargas de los otros’, ‘profesemos la verdad en amor’, ‘reconcíliense antes de que el sol se ponga’ (Gálatas 6: 2, Efesios 4: 15,26).”

Continúan: “esperamos una Lambeth que esté dedicada a la oración y la Biblia, que alimente nuestra humildad, que nos abra a la conversión de Dios en el Espíritu, que nos aliente a renovar las formas de enseñanza y dé testimonio que inspire y atraiga a las generaciones más jóvenes en nuestras naciones y en nuestras iglesias. También es crucial que rechacemos todas las formas de orgullo cultural y racial, a la vez que escuchamos y deliberamos con respeto absoluto. El primera carta de Pedro, sobre el que Lambeth 2020 reflexionará lo expresa de mejor manera: “únanse todos en el mismo sentir, sean compasivos, misericordiosos y amigables; ámense fraternalmente...manténganse siempre listos para defenderse... ante aquellos que les pidan explicarles la esperanza que hay en ustedes” (3: 8,15).

“Unidos en la fe, la esperanza y el amor, en Lambeth podemos enfrentar juntos los problemas urgentes en nuestra Comunión y en nuestro mundo. Todos compartimos una preocupación acerca de lo que nos depara el futuro común, ya que como una Iglesia dividida lucharemos por dar testimonio de un mundo dividido y fracturado. Tenemos en oración a las personas que enfrentan persecución y peligro. Necesitamos ser guardianes de la creación. Esperamos una conferencia que nos aliente a todos a apoyar a los pobres y a los maltratados, a llamar a los pecadores al arrepentimiento y a ofrecer perdón en el nombre del Señor, a seguir su camino de amor y a buscar reconciliación entre nosotros y con nuestros vecinos.”

Como sucedió hace un siglo, esperamos que Lambeth 2020 nos recuerde el llamado ecuménico de nuestro Señor para que sean uno, así como nosotros somos uno (Juan 17:22). Lo hacemos tomando en serio el testimonio, los dones y el consejo de nuestros hermanos y hermanas cristianos en otras iglesias. Dentro de la Comunión en sí, algunos se han sentido frustrados con los “Instrumentos” durante las últimas dos décadas, ya que han luchado por equilibrar la autonomía y la responsabilidad mutua.

“Anhelamos una conferencia que marque el camino para la próxima década, y oramos por la paciencia para caminar por él.” Anhelamos una conferencia en la que profundicemos en nuestro sentido de ‘responsabilidad mutua e interdependencia en el Cuerpo de Cristo’ (congreso anglicano de 1963), tanto en el programa como en las relaciones personales.”

En todo momento, conviene que recordemos que nuestra verdadera Comunión global no es principalmente un problema, sino un importante regalo, a pesar de su fragilidad, un signo de la Iglesia católica.”

Los obispos de la Comunión Anglicana continúan inscribiéndose en la Lambeth Conference. La semana pasada, las inscripciones superaron los 1.000 obispos y cónyuges.

[El arzobispo Justin Welby se encuentra entre los primados que piden la participación plena de los obispos anglicanos en la Lambeth Conference del próximo año.]