This website is best viewed with CSS and JavaScript enabled.

Los retos diarios de una parroquia bilingüe - parte primera

Los retos diarios de una parroquia bilingüe - parte primera

Hugo Adán

13 March 2019 12:56PM

0 Comments

En los meses siguientes, el párroco de Holy Trinity with St Matthews, en el sur de Londres, el español P. Hugo Adán, escribirá sobre los retos diarios de ser una parroquia bilingüe. En esta primera entrega, el sacerdote reflexiona sobre el Proyecto pastoral de la parroquia.


This blog is also available in English
Este blog también está disponible en inglés

Ser pionero es una experiencia emocionante. La cosa es como sigue: tu o tu comunidad tenéis una visión de futuro; y entonces un grupo aún mayor de gente deciden que es una idea genial y que quieren ayudarte a llevarla a cabo. Poco a poco la visión va creciendo hasta que acaba cuajando en un proyecto que informa la vida de las personas que están en torno a él.

Cambios en las vidas de las personas, esperanza y grandes dosis de buena voluntad son algunas de las cosas de las que uno puede ser testigo siendo pionero. Pero no todo es sencillo. El hecho de que estés abriendo camino significa que avanzas por sendas que pocos o ninguno han transitado antes que tu, lo que implica que no tienes muchas referencias a la hora de buscar inspiración. Ser pionero tiene, en definitiva, un alto componente de soledad, aunque no hablemos mucho de ello.

Básicamente tu y tu equipo estáis solos: tienes que probar, equivocarte, asumir riesgos, costes personales y aprender. Es la única forma. Después del periodo de luna miel que nos dio saber que éramos la primera parroquia bilingüe de la Iglesia de Inglaterra, estamos en el momento de asumir riesgos en San Mateo.

Estamos tratando de hacer juntos un plan de pastoral que nos una como parroquia, independientemente de que seamos de procedencia latina, nigeriana o británica. Pero es difícil. Siempre hay cuestiones relativas al control y al poder; tenemos miedo de las diferencias y nos encanta permanecer en una nuestra zona de confort.

Como párroco esto no es nuevo para mí, ya lo he visto antes. Todos somos así, no importa lo mucho que creamos en el Evangelio y apreciamos nuestro proyecto: a todos nos gusta quedarnos en nuestra zona de confort. No hay que alarmarse, no pasa nada con tal que reconozcamos que éste es el problema.

En San Mateo estamos haciendo un curso de Biblia sobre San Mateo usando WhatsApp que es muy popular. Una de las principales características de Marcos es que continuamente señala las dificultades que tenían los discípulas para entender el proyecto de Jesús. Estaban tan cómodos en lo que creían que sabían acerca de Dios que la propuesta de Jesús se les escapaba.

Gracias a este estudio la comunidad entera hemos reconocido el problema: no dejamos a Dios ser Dios. No nos fiamos lo suficiente de él como para que tome el control de la Parroquia y del proyecto. Preferimos seguir haciendo lo que hemos hecho los últimos treinta años aunque sabemos que eso casi llevó a la extinción a la parroquia.

Pero ahora que hemos identificado el problema, es tiempo de cambiar.

 

Add your comments

or Log In to add your comment

0 Comments