This website is best viewed with CSS and JavaScript enabled, alternatively you can use the low bandwidth version.

El Equipo de Trabajo de la Comunión Anglicana sostiene su primera reunión para ‘mantener el diálogo’

Posted on: September 8, 2016 3:52 PM
Miembros del equipo de trabajo del Arzobispo de Cantórbery se encuentran en la Oficina de la Comunión Anglicana en Londres para su primera reunión.
Photo Credit: ACNS

[ACNS, Por Adrian Butcher] El equipo de trabajo que se creara después de la Reunión de los Primados en enero para “mantener el diálogo” se ha reunido por primera vez y [sus miembros] han afirmado su determinación de trabajar juntos, aunque reconocieron que el proceso tomaría tiempo y no podría apresurarse.

Los primados le pidieron al arzobispo de Cantórbery Justin Welby que nombrara al equipo para restaurar relaciones, reconstruir la confianza mutua, restañar las secuelas de heridas y explorar las profundas diferencias. Welby presentó el mandato del grupo ante la XVI reunión del Consejo Consultivo Anglicano en Lusaka en abril, donde fue aceptado y ratificado. Esta semana siete miembros del equipo se han reunido en la Oficina de la Comunión Anglicana en Londres. Un octavo se les unió a través de una videoconferencia.

“Lo que estamos tratando de hacer es reflejar lo que deseamos para toda la Comunión”, dijo la Rvdma. Linda Nicholls, obispa coadjutora de Huron en la Iglesia Anglicana del Canadá. “Estamos intentando poner en práctica en nuestro compromiso aquí los unos con los otros lo que anhelamos para toda la Comunión”.

El arzobispo Ian Ernest, de la Provincia del Océano Índico, dijo que los intercambios dentro del grupo han sido sinceros y abiertos.

“Lo que ha resultado muy claro es el nivel de transparencia que tenemos en el grupo. Hemos sido capaces de ser receptivos y de hablar abiertamente de nuestras diferencias”, dijo. “También reconocemos la riqueza de la Comunión. Y todos amamos nuestra Comunión —eso es lo que nos mantiene unidos”.

El obispo Paul Sarker, moderador de la iglesia de Bangladesh, se hizo eco del mismo tema. “Nuestras culturas y antecedentes son muy distintos, y expresamos nuestra espiritualidad de manera diferente, pero estamos avanzando juntos”, afirmó.

Michael Curry, obispo primado de la Iglesia Episcopal, reconoció que encontrar soluciones llevaría tiempo.

“Arreglos de emergencia no son soluciones a largo plazo”, dijo él. “Las soluciones a largo plazo exigen trabajo a largo plazo. Estamos hablando de relaciones. Uno no crea o renueva o restaura las relaciones de la noche a la mañana. De manera que nos vamos a tomar el tiempo que lleve —pero vamos a hacerlo.

“Vengo a Londres esperando y deseando que encontremos medios de profundizar en nuestra relación con Jesucristo. Creo que cuanto más nos acerquemos a Dios en Cristo, tanto más cerca estaremos los unos de los otros”.

En respuesta a la pregunta de si creía que había habido progreso, Curry dijo: “¡Bien, estamos aquí y estamos lográndolo!”.

Él recordó un cántico espiritual de los esclavos en EE.UU. [que dice] “Seguiremos avanzando lentamente, como una oruga. La sabiduría [de este cántico] es que la oruga sigue avanzando, lenta pero constantemente. No esperen que las cosas ocurran de improviso… Estamos comprometidos con la Iglesia Anglicana. Creemos en la importancia de la Comunión por el bien del evangelio y del mundo”.

Reflexionando sobre la diversidad, la canóniga Rosemary Mbogo, secretaria provincial de la Iglesia Anglicana de Kenia, dijo que no había ningún grupo dentro de la Comunión Anglicana cuyos puntos de vista no fueran a ser oídos.

“Eso es realmente necesario si estamos hablando de recuperarse y de andar y de trabajar juntos en una Comunión unificada”, dijo ella. Añadiendo que se había sentido complacida por el progreso alcanzado. “Ha ido bien. Hemos cubierto muchísimo terreno en el entendimiento mutuo y de las personas que representamos. Estamos llegando a conocernos unos a otros por pasar tiempo juntos. Definitivamente, hay esperanzas —estoy convencida de eso”.

Ernest se mostró de acuerdo: “Ha sobrepasado mis expectativas”, dijo.

El obispo Josiah Idowu-Fearon, secretario general de la Comunión Anglicana, dijo que le agradecía a los participantes los sacrificios que habían hecho para asistir a la reunión y encomió el progreso alcanzado en las conversaciones.

“Estoy realmente alentado por la profundidad de la confianza que está empezando a verse y también por la esperanza que han expresado los participantes”.

El equipo afirmó la importancia de la oración en la labor que realiza.

“Estamos comprometidos a orar los unos por los otros”, dijo el arzobispo Philip Freier, de la Iglesia Anglicana de Australia. “Puede existir la idea de que esto es sólo un ‘festival de discursos’; pero esta [oración] es una acción profunda coherente con el tema”.

Mbogo convino en que la oración era el fundamento de la labor del grupo y que era vital para su dirección conocer la voluntad de Dios.

Curry añadió, “Nuestro tiempo aquí ha estado inmerso en la oración. Esa siempre va a ser una fórmula para un mejor resultado”.

El arzobispo de Cantórbery le dio formalmente la bienvenida al equipo y oró por ellos antes de que comenzaran las conversaciones el martes. Él también asistió a la primera sesión, durante la cual insistió en que no había ninguna agenda predeterminada y que el equipo había de nombrar su propio presidente.

Idowu-Fearon recibió al grupo y actúo como secretario. El equipo convino en que el puesto de presidente rotaría entre los miembros. El noveno miembro del grupo, el arzobispo Ng Moon Hing, de la Provincia de Asia Sudoriental, no pudo asistir. El moderador de la Iglesia del Sur de la India, el obispo Govada Dyvasirvadam, no tomará parte debido a las alegaciones a que se enfrenta en la India.

Está previsto que el equipo se reúna anualmente con otros encuentros adicionales por vía electrónica. La fecha de la próxima reunión no se ha confirmado todavía.

  • Traducción de Vicente Echerri / ENS.

  • This article is also available in English and French.

  • Cet article est également disponible en anglais et en français.

  • Este artículo también está disponible en Inglés y Francés.